La Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda ha suscrito un convenio de colaboración con la Fundación Canaria Yrichen, para la atención terapéutica específica a menores que cumplen medidas judiciales.

 

El viceconsejero de Políticas Sociales y Vivienda, Francisco Candil, explicó que "existe un aumento significativo de perfiles de menores que han cometido delitos y que a su vez presentan problemas de consumo de drogas o de salud mental o ambos conjuntamente y que gran parte de las veces uno es derivado del otro". "Por eso"- continuó Candil- "se ha decidido conveniar con la Fundación Yriche, 45 plazas de atención terapéutica específica en medio abierto para que los jueces puedan dictar medidas acordes a los problemas concretos de los menores y poder abordar su reinserción y educación desde la realidad de cada chico o chica".

En este sentido, cada menor contará con un programa individual de ejecución de medida basado en el análisis, diganóstico, tratamiento psicológico, control de consumo de sustanciar tóxicas, trabajo con el entorno familiar y el abordaje en las dificultades de aprendizaje para la mejora en la capacidad de reinserción, así como eliminar los factores de reincidencia en el delito, todo bajo la aprobación de la autoridad judicial y supervisión de la dirección general de Protección de la Infancia y la Familia.

Las 45 plazas de Gran Canaria vienen a sumarse a la red del Sistema de Justicia Juvenil con una serie de proyectos terapéuticos en régimen cerrado y semiabierto.

La Fundación Canaria Yrichen es una organización sin ánimo de lucro, con una larga experiencia de 28 años en atención e inserción a personas en exclusión social especialmente derivadas de drogodependencias. Todas sus actuaciones han estado enmarcadas dentro de las directrices promovidas por el Plan Nacional y Plan Canario sobre Drogas y su labor ha sido reconocida con el Primer Premio Reina Sofía a la Labor Social y el Premio Canarias a las Acciones Altruistas y Solidarias.