Ampliar Imagen

La presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, ha querido sumarse a la celebración del Día Mundial de la Cruz Roja felicitando, en su propio nombre y en el de la Corporación, a la ONG y agradeciendo a la organización humanitaria y a sus voluntarios, una vez más, el trabajo desempeñado durante la crisis del Covid-19.

“La Cruz Roja, desde su nacimiento, ha sido un ejemplo de cómo es posible que aflore lo mejor de las personas hasta en los peores momentos. La entrega generosa de sus voluntarios supone un ejemplo a seguir al igual que el alto grado de preparación y experiencia que acumula la organización”, ha señalado.

La presidenta ha querido hacer extensivo este reconocimiento al resto de organizaciones que, desde el voluntariado, contribuyen a hacer de este mundo un lugar mejor.

“Aprovechar para reconocer el trabajo de otras organizaciones no desmerece en nada mi reconocimiento a la Cruz Roja. Al fin y al cabo todas forman parte de un tejido extremadamente valioso caracterizado por la solidaridad y el espíritu de entrega de sus voluntarios”, ha finalizado.