Canarias será la comunidad autónoma donde más impacto tenga en términos proporcionales la subida del 4% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) anunciada por el Gobierno para 2018, debido al número de trabajadores que lo cobran en las islas, según las estimaciones que realiza el Ministerio de Empleo

El incremento del SMI afectará en toda España a 533.978 trabajadores, el 3,5 % de los afiliados al régimen general de la Seguridad Social.

Según la memoria del proyecto de Real Decreto por el que se fija el SMI para 2018, que el Ministerio de Empleo ha sometido a audiencia e información pública, esta mejora del salario mínimo afecta en mayor medida a mujeres, extranjeros, no cualificados y con empleos temporales o parciales.

El borrador del decreto fija el SMI para 2018 en 24,53 euros al día, 735,9 euros al mes y 10.302 euros al año.

Para los eventuales y temporeros se fija en 34,85 euros al día y para empleados de hogar en 5,76 euros la hora.

El incremento del SMI tendrá un impacto positivo sobre los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social de 33,22 millones.

Frente a esto, supondrá un aumento en más de un millón de euros en el presupuesto del Fondo de Garantía Salarial, en tanto que el del servicio público de empleo (SEPE) subirá en 12,6 millones el suyo.

Aunque la subida no contempla diferencias en función del sexo, el hecho de que afecta a los salarios más bajos, en mayor medida cobrados por mujeres, supone que sí que se desprenda un impacto positivo desde la perspectiva de género, dice la memoria.

De vuelta al perfil más habitual del beneficiario de la subida, la memoria señala que un joven de 20 años tiene una probabilidad de cobrar el SMI diez veces mayor que una persona entre 50 y 59 años, los no cualificados tienen cuatro veces más, y los empleados temporales se ven tres veces más afectados.

Por regiones, destaca Canarias -la memoria de impacto económico del decreto no precisa cuántos trabajadores se verán afectados en las islas-, y por sectores, se concentra en comercio y hostelería, así como entre conductores y operarios de máquinas.