Oficinas Municipales 2

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través de la Concejalía de Servicios Sociales, ha puesto a disposición de la empresa adjudicataria del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), Clece S.A., un centenar de viseras sanitarias para proteger a los auxiliares encargados de prestar esta asistencia en el municipio durante la crisis del COVID-19.
Las viseras de protección facial adquiridas por el Ayuntamiento, a través de una colaboración con el Servicio Canario de Salud y el Cabildo de Gran Canaria, están impresas en 3D y cumplen con los criterios de seguridad establecidos por las autoridades sanitarias para que sean reutilizables, ya que su material permite una fácil desinfección después de cada uso.
La concejala de Servicios Sociales, Carmen Luz Vargas, señala que “desde el Gobierno municipal hacemos esta aportación a la empresa porque somos conscientes de que el personal necesita material de protección para desarrollar su labor con todas las garantías y sin riesgo de contagio”.
Con el reparto de este material “se contribuye a garantizar la seguridad del personal y de los usuarios de este servicio, a los que no podemos desatender porque se trata de un colectivo de personas mayores y dependientes”, añade Vargas, quien señala que “en la situación actual debemos apoyar en la gestión de la lucha contra el virus con los medios que tenemos a nuestro alcance”.
Desde que se inició el estado de alarma, el Gobierno municipal ha reforzado los servicios sociales para atender a los colectivos más vulnerables. En este sentido, además de activar nuevas líneas de ayuda, ha mantenido el SAD, un servicio que atiende a cerca de 3.000 mayores en situación de dependencia.
Como medida de prevención y contención del virus, desde que comenzó la crisis sanitaria se estableció un protocolo para controlar, de manera diaria, el estado de salud de los usuarios de este servicio.