Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, ha desarticulado una importante organización criminal internacional dedicada a la fabricación y tráfico de psicotrópicos, anabolizantes y sustancias estupefacientes en Canarias. La investigación que ha durado casi dos años, se ha desarrollado en tres fases y ha permitido la detención de 18 personas, cuyas edades oscilan entre los 23 y los 60 años. Los agentes han desmantelado tres laboratorios destinados a la elaboración, el almacenaje y la distribución de sustancias psicotrópicas, derivados anfetamínicos, y anabolizantes. Además, en los registros -practicados en diferentes municipios de la isla de Gran Canaria- se han intervenido más de 1.300 kilos de hachís, 9 kilos de anabolizantes, 6 kilogramos de MMDA metanfetamina, numeroso material para la producción y síntesis de sustancias psicotrópicas, cerca de 50.000 euros en efectivo y giros postales por valor de más de 900.000€.

La investigación se inició en 2018 cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal vinculada al tráfico de estupefacientes. A partir de ese momento, las pesquisas se centraron en identificar a la totalidad de sus integrantes.

Los investigadores, enseguida descubrieron las rutas utilizadas por los miembros de la organización para el transporte de la droga, así como diferentes laboratorios donde la confeccionaban. Además, advirtieron la existencia de un complejo entramado destinado a blanquear los beneficios económicos obtenidos de sus actividades ilícitas.

La investigación se ha desarrollado en tres fases

En febrero de 2019 –primera fase-, fruto de las primeras gestiones policiales, se produjo la primera detención. Uno de los investigados fue arrestado en el municipio de San Bartolomé de Tirajana mientras realizaba un transporte de sustancia, presuntamente metanfetamina, en una cantidad aproximada de seis kilogramos.

La segunda fase tuvo lugar meses después cuando los agentes interceptaron en el Castillo del Romeral una embarcación que pretendía introducir por la costa 1.350 kilos de hachís procedente de Marruecos. En ella detuvieron a dos personas.

La última fase se ha desarrollado recientemente y, como resultado, los investigadores han detenido a todos los miembros de la organización criminal. Además, han desestructurado la maquinaria de blanqueo y han desmantelado tres laboratorios ilegales destinados a la elaboración, almacenaje y distribución de sustancias psicotrópicas, concretamente derivados anfetamínicos, y anabolizantes. Asimismo, esta última operación ha permitido relacionar a la organización criminal investigada con la incautación en junio de 2018 de otros 1.500 kilos de hachís intervenidos en la Playa de Veneguera por agentes de la Guardia Civil.

Entre los detenidos se encuentra un funcionario de la Policía Nacional destinado en la Comisaría Local de Maspalomas que se destacó durante la investigación como pieza fundamental de la Organización Criminal, y cuya labor principal, prevaliéndose de su condición como agente de la autoridad, ha sido dar seguridad y cobertura a la diferentes operaciones de narcotráfico, asesorando y revelando información reservada sobre metodologías de actuación policial.