La ciudad reduce en un 8,1% el número de animales abandonados en los últimos tres años

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través del área de Salud Pública, ha recogido un total de 838 animales abandonados hasta el 15 de diciembre de 2019, lo que supone un descenso de un 8,1% en los últimos tres años y del 1,3% con respecto al pasado año.

El Consistorio capitalino continúa con su campaña navideña de concienciación para la adopción y tenencia responsable de animales en unas fechas en las que, según el concejal del área, Luis Zamorano, “suele comercializarse con las mascotas como si fueran un regalo más, sin entrar de lleno en la responsabilidad que conlleva”.

La campaña de Navidad tiene como objetivo concienciar sobre la responsabilidad de adquirir una mascota, "no son un juguete que puedas tener hoy y abandonar mañana". También se pretende fomentar la adopción como alternativa a la compra. Para ello se han repartido un total de 5.000 postales en los cinco distritos además habilitarse una serie de carteles informativos en diversos soportes de mobiliario urbano.

La capital cuenta, según el Censo Municipal de Animales de Compañía, con un total de 69.614 animales, de los cuales 62.307 son perros, 6518 gatos y 428 équidos -caballos, asnos, burros-, principalmente.

Las medidas y campañas elaboradas por parte de Salud Pública para erradicar el abandono de mascotas y animales de compañía en la ciudad han permitido reducir paulatinamente esta cifra, pasando de los 911 animales recogidos en 2016 a los 887 de 2017 y 849 de 2018.

En cualquier caso, Zamorano incidió en la importancia de este tipo de iniciativas, “implementando los esfuerzos en ciertos periodos del año, ya que en meses como julio y agosto, junto con la Navidad, las cifras de abandono tienden a incrementarse”.

Como contraste, desde los meses de primavera de este año se ha ido reduciendo el abandono con respecto a 2018, siendo mayo (-47,66%) y junio (-24,27%) donde la recogida ha experimentado un mayor descenso.

En cuanto a perros potencialmente peligrosos, se han recogido un total de 67, 63 de ellos sin microchip de identificación.
Las camadas inesperadas, los problemas de comportamiento de la propia mascota, el fin de la temporada de caza, los factores económicos y la pérdida de interés de sus dueños son las causas principales del abandono de animales.
Zamorano insistió en la “necesidad de concienciar a la ciudadanía de que los animales dispongan de su correspondiente microchip” ya que, en su opinión, “un animal sin chip es literalmente un animal desprotegido, presa fácil del abandono impune”.
En este sentido, recordó que la nueva ordenanza sanciona con carácter grave (entre 150 y 1.500 euros) la falta de este elemento identificativo, que ha servido también para poder identificar con celeridad al correspondiente dueño así como reducir las cifras de abandono.