Muere Pedro Montesdeoca, jefe de los servicios médicos del Granca

Pedro Montesdeoca, jefe de los servicios médicos del Club Baloncesto Gran Canaria, ha fallecido esta madrugada en su domicilio a la edad de 62 años cuando planificaba la vuelta a la actividad del equipo ACB, el Herbalife, tras la fase de confinamiento por el coronavirus Covid-19.

La figura de Pedro Montesdeoca es fundamental para entender el crecimiento del club. Traumatólogo de profesión y con amplia carrera médica, el ‘Doc’ ha sido un valor constante en la estabilidad, progresión y éxitos del Club Baloncesto Gran Canaria.

Natural de La Aldea de San Nicolás, su compromiso absoluto con el club y su trabajo también se extrapolaba a la causa de sus vecinos. Presidente del Foro Roque Aldeano, Montesdeoca era fiel protector de los derechos de los aldeanos y reconocido por su activa defensa.

Siempre al fondo del banquillo, preparado para prestar servicios en los partidos si fuera necesario, era complicado verle en un final apretado, señala un comunicado del club. Sufría y vivía los encuentros de su ‘Granca’ desde el salto inicial hasta que se acababa el tiempo, vibrando con cada acción de sus jugadores. A ellos los solía cuidar con tomates de La Aldea cada cierto tiempo, como una especie de ritual de unión y fuerza que se fue traspasando año a año, curso a curso.

"Pérdida irreparable"

El alcalde de La Aldea de San Nicolás, Tomás Pérez, ha dicho este jueves que la de Montesdeoca es "una pérdida muy grande e irreparable", ya que, a pesar de no residir en el municipio que le vio nacer, siempre fue un "embajador" de su tierra no solo en la isla, sino por "todo el mundo".

El regidor recuerda que además de ser un "extraordinario" traumatógo del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria, Pedro Montesdeoca destacó siempre por su "labor humana", al desvivirse por las inquietudes de "todos los aldeanos y por sus problemas", lo que llevó a ser uno de los propulsores del Foro Roque Aldeano, del que era su actual presidente.

Montesdeoca fue uno de los principales defensores de la necesidad de una nueva carretera para La Aldea, que dejaba de forma recurrente incomunicada por el norte al municipio cada vez que en ella se registraban desprendimientos, sobre todo desde el macizo de Faneque.

Para Tomás Pérez el fallecimiento de su "amigo" es una noticia "muy triste", ya que tenía una "gran dedicación a la medicina, el deporte y a todas las causas humanas", y que además se caracterizaba por la "cercanía en el trato y su vinculación con La Aldea".

"Nos deja una estela de muy buen hacer y profesionalidad", ha subrayado el primer edil, quien ha lamentado que por la pandemia del coronavirus no se le pueda velar en el tanatorio de La Aldea, donde ya se encuentra el cuerpo de Pedro Montesdeoca.