La Mini Transat celebra su regata prólogo como anticipo a su salida oficial el próximo 2 de noviembre

Ya está todo preparado en Las Palmas de Gran Canaria para la salida oficial de la segunda etapa de la regata en solitario Mini-Transat el próximo sábado 2 de noviembre. Esta mañana se celebró la regata prólogo, en el litoral sur de la ciudad, que ha servido para poner a prueba toda la logística necesaria.

“Todo funcionó a la perfección. Estamos muy satisfechos. La ciudad ha vuelto a demostrar que cuenta con profesionales y con infraestructura suficiente para acoger eventos tan destacados en el calendario de la náutica internacional como es la Mini-Transat”, explicó el concejal de Turismo, Pedro Quevedo, que supervisó en el muelle deportivo, acompañado del concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, el desarrollo de esta jornada de entrenamiento.

Finalmente fueron 64 los veleros los que izaron sus velas en el litoral sur de la ciudad en este prólogo a falta de una semana para que la flota de la Mini zarpe rumbo a Le Marin, en Martinica.

El director técnico de la prueba, Jean Saucet, felicitó el desarrollo de la escala en la capital grancanaria y trasladó al ayuntamiento “la profesionalidad de la organización” coordinada por las concejalías de Turismo y Ciudad de Mar con la colaboración de la Federación de Vela Latina Canaria, que ha cedido sus instalaciones, la Federación Provincial de Vela, el Club Náutico y el Club Victoria, además de empresarios del sector y la propia Marina de la ciudad.

La salida de la Mini-Transat será el próximo sábado. “Necesitaremos dos horas para sacar a los 83 veleros del muelle. La línea de salida estará situada a la altura del Guiniguada”, añadió Saucet.

La Mini Transat, que partió de la ciudad francesa de La Rochelle el pasado  5 de octubre, conforma una de las pruebas oceánicas más apasionantes: cruzar el Atlántico desde Francia en solitario y en veleros de tan solo 6,5 metros de eslora.