Canarias ha recibido en lo que va de año 1.266 inmigrantes irregulares llegados a sus costas en patera o cayuco, el triple que en 2016, cuando se contabilizaron 416 (+ 204,3 %), según el último balance publicado por el Ministerio del Interior, con datos a 16 de diciembre.

A falta de dos semanas para terminar el ejercicio, son 65 los cayucos o pateras que han alcanzado las islas o han sido rescatados en su zona de influencia, un 261 por ciento más que en 2017.

Las cifras de 2018 son las más altas en el archipiélago desde 2009, cuando arribaron 2.246 personas (datos de Frontex), pero están muy lejos de las cotas que se alcanzaron en 2006, cuando la "crisis de los cayucos" llevó hasta Canarias a casi 32.000 inmigrantes.

De hecho, aquel episodio en Canarias marcó un récord de llegadas de irregulares a España por mar que se ha mantenido hasta 2018.

Según inferior, hasta el pasado 16 de diciembre, habían alcanzado las costas españolas 55.611 inmigrantes irregulares, 34.363 más que en 2017 (+ 161,6 %), la mayoría de ellos través del Estrecho de Gibraltar y el sur de la Península (53.032).