Imagen de uno de los vídeos de Bin Laden difundidos por el Pentágono. El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este jueves una recompensa de un millón de dólares a quien ofrezca información que posibilite la detención de Hamza bin Laden, uno de los hijos del difunto líder de Al Qaeda, Osama bin Laden.

"Hoy anunciamos que se dará una recompensa de un millón de dólares a quién ofrezca información que conduzca a la identificación o localización -en cualquier país- de un líder clave de Al Qaeda: Hamza bin Laden", ha anunciado el secretario adjunto para Seguridad Diplomática de EE.UU., Michael Evanoff, en una rueda de prensa.

Evanoff ha asegurado que Osama bin Laden, fallecido en mayo de 2011, pasó años preparando a Hamza para asumir el liderazgo de la organización criminal, que ostenta en la actualidad el egipcio Ayman al Zawahiri, según se puede apreciar en una serie de cartas que fueron halladas en el complejo pakistaní de Abbottabad, donde el padre murió en una operación de las fuerzas especiales de EE.UU.

A pesar de que se desconoce dónde se encuentra escondido Hamza, Evanoff ha señalado que todo apunta a que está en algún lugar de la frontera entre Afganistán y Pakistán, posiblemente esperando una oportunidad para cruzar a Irán.