El tercer trimestre del año se ha cerrado con buenos datos para la industria canaria, de manera que hay 54 empresas más que en el mismo periodo de 2017, y con un aumento en 1.227 del número de afiliados a la Seguridad Social, informó hoy la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

Añade que el Índice de Producción Industrial (IPI) elaborado por el INE muestra una evolución positiva para el conjunto de la producción del 2,4%, un crecimiento que supera en un punto la media nacional, que fue del 1,4%.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Santiago Sesé, esas son "buenas noticias", ya que "Canarias necesita aumentar el peso de su industria para mejorar su nivel de competitividad e internacionalización, además de la generación de empleo estable y de calidad".

El aumento progresivo de actividad que registra la industria en los últimos ejercicios se aprecia tanto en el crecimiento del número de empresas inscritas a la Seguridad Social como en la cifra de trabajadores dados de alta.

Así, en el último día de septiembre había en Canarias 2.964 empresas dedicadas a actividades industriales, un volumen que supone un alza anual del 1,9% (54 empresas más que en septiembre de 2017), motivada, principalmente, por el incremento de las industrias manufactureras (49), explica la Cámara de Comercio en un comunicado.

El promedio de afiliados a la Seguridad Social en el sector industrial aumentó un 3,3% en julio, agosto y septiembre respecto al mismo periodo del pasado año.

Al final del trimestre, la industria empleaba a 39.125 trabajadores, 1.227 más que en 2017.

Por lo que respecta al paro registrado, el promedio trimestral desciende un 8,5% en relación al ejercicio anterior, lo que deja la cifra en 7.948 desempleados en septiembre, 742 menos que un año antes.

Esas cifras sitúan el número de ocupados en niveles de finales de 2009 y el de parados en valores similares a los de finales de 2008, se comenta en el comunicado.

En cuanto a la Encuesta de Población Activa (EPA), se constata una estabilidad de los ocupados declarados en el tercer trimestre, que ascienden a 38.800, mientras que el paro declarado, según la misma fuente, desciende trimestralmente un 23,5%.

La tasa de paro industrial cae 3,1 puntos respecto al trimestre anterior y se cifra en el 11,8%, subraya la Cámara de Comercio.

Afirma que el crecimiento del 2,4% en el Índice de Producción Industrial tiene su origen en la subida de la producción de bienes de equipo (25,3%), seguida de la de bienes de consumo duradero (6%), bienes de consumo no duradero (3,1%) y bienes intermedios (0,9%).

La energía fue la única producción que presentó una tasa de variación negativa (-2,7%).