Página web de la multinacional de hemoderivados Grifols

La multinacional catalana de hemoderivados Grifols no descarta modificar su domicilio social, situado actualmente en Cataluña, si el escenario político afectara a su negocio, en referencia a una posible declaración de independencia, tras el referéndum del 1 de octubre.

Fuentes de Grifols han asegurado a Efe que "actualmente no hay ninguna previsión para cambiar de ubicación ninguna de las sedes corporativas". "Sin embargo, en el hipotético supuesto de que la actual situación derivase en un nuevo escenario que pudiese afectar el curso normal de los negocios o de la situación financiera de la compañía, el consejo acordaría las medidas necesarias", han asegurado estas fuentes.

Grifols ha hecho público este pronunciamiento un día antes de que el presidente catalán, Carles Puigdemont, comparezca ante el Parlament para explicar si declara o no unilateralmente la independencia de Cataluña, después de haberse reunido el sábado con el presidente del Círculo de Economía, que le pidió que renunciara a la declaración unilateral porque "sería una bomba para la economía catalana".

De este modo, Grifols podría ser la única de las siete empresas catalanas del IBEX-35 que mantengan su sede social en Cataluña tras los anuncios de Caixabank (incluidas Criteria y La Caixa), Banco Sabadell y Gas Natural Fenosa de trasladar su domicilio social.

Por su parte, la inmobiliaria Colonial, el grupo de concesiones Abertis y el grupo de telecomunicaciones Cellnex analizarán el cambio de sede a lo largo de este lunes.