Un operario sujeta un Audi a un camión de transporte

Un trabajador de Audi ha sido detenido este jueves en Múnich dentro de la investigación sobre el escándalo de los motores diésel trucados, según ha explicado una portavoz de la Fiscalía de la capital bávara. Éste es el segundo arresto de un empleado de esta filial del grupo Volkswagen, después de que el pasado mes de julio Giovanni Pamio fuera detenido en Alemania e inculpado por la Justicia estadounidense, que le acusa de participar en la "conspiración" para engañar a las autoridades y consumidores americanos sobre los niveles reales de emisiones de gases contaminantes en los modelos de Audi.

A finales de 2015, el grupo Volkswagen reconoció que había equipado 11 millones de sus vehículos diésel -de los cuales unos 600.000 se vendieron en EE.UU.- con un programa informático que falseaba los resultados de las pruebas antipolución al disimular emisiones de gases contaminantes que eran 40 veces superiores a los límites autorizados.

"Entre los sospechosos no hay ningún miembro de la dirección anterior de Audi ni de la actual", ha precisado la portavoz de la Fiscalía, que no ha dado más detalles sobre la identidad del detenido este jueves.