Resultado de imagen de mexicano Angel Gurría

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) aprecia que el incremento de la desigualdad y la creciente preocupación sobre la "justicia de la sociedad" podrían dificultar la capacidad de los gobiernos para implantar las reformas necesarias para impulsar el crecimiento. También alerta sobre los efectos del proteccionismo y las políticas divergentes de estímulo y contracción de la FED y el BCE.

Así lo señala la organización dirigida por el mexicano Angel Gurría en la actualización de su informe 'Perspectivas Económicas', que augura un repunte del crecimiento del PIB mundial del 3,3% este año y del 3,6% en 2018 --en línea con lo previsto anteriormente--, frente al crecimiento del 3% experimentado por la economía global en 2016.

"La confianza decreciente en los gobiernos nacionales y la menor confianza de los votantes en el sistema político de muchos países podrían hacer más difícil que los gobiernos nacionales desarrollen y mantengan la agenda política requerida para conseguir un crecimiento fuerte e inclusivo", señala la OCDE.

En esta línea, la organización internacional incide en que el "incremento de la desigualdad", junto a "la creciente preocupación sobre la justicia de la sociedad" podría contribuir también a "minar la credibilidad y confianza en los gobiernos".