De izquierda a derecha: Andrés Palomo, Luciano Varela, Andrés Martínez Arrieta, el presidente de la Sala Segunda, Manuel Marchena, Juan Ramón Berdugo, Antonio del Moral y Ana Ferrer El juicio del procés arrancará el martes 12 de febrero en el Tribunal Supremo. En el banquillo de los acusados se sentarán doce líderes independentistas, entre ellos, el exvicepresidente de Cataluña Oriol Junqueras y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell. Nueve de ellos están acusados de rebelión por la Fiscalía y la acusación popular ejercida por Vox, y de sedición por la Abogacía del Estado por la celebración del referéndum ilegal del 1-O y la posterior declaración unilateral de independencia el 27 de octubre de 2017.

Los nueve que están en prisión provisional por estar acusados de estos dos delitos más graves -Junqueras, Forcadell, los exconsellers Jordi Turull (Presidencia), Joaquim Forn (Interior), Josep Rull (Territorio), Raül Romeva (Asuntos Exteriores) y Dolors Bassa (Trabajo), el expresidente de la ANC Jordi Sànchez y el presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart- están siendo trasladados ya este viernes desde las cárceles catalanas a centros penitenciarios de Madrid.

Los otros tres acusados, que actualmente están en libertad provisional, son los exconsellers Carles Mundó (Justicia), Meritxell Borràs (Gobernación) y Santi Vila (Empresa). Los doce se enfrentan a peticiones de penas que van desde los 7 años de cárcel a los 74. Oriol Junqueras, por ejemplo, se enfrenta a una petición de 25 años por parte del Ministerio Público por "rebelión con malversación", a una de 12 por sedición y malvesación por parte de la Abogacía y a otra de 74 años por parte de Vox. [Gráfico: Quiénes son y de qué se les acusa].

En los últimos días, las defensas de Oriol Junqueras y Jordi Cuixart habían pedido al Supremo que dejara tiempo suficiente entre el señalamiento del juicio y su arranque para preparar su estrategia y evitar "indefensión". El exvicepresidente del Govern había reclamado un plazo de al menos tres semanas.

Acusados de rebelión por la Fiscalía

La Fiscalía les acusa de rebelión, malversación y desobediencia y pide penas que van desde los 7 a los 25 años de prisión por presuntamente haber diseñado una "estrategia" para "fracturar el orden constitucional" para lograr la independencia sin renunciar a la "violencia" valiéndose para ello de la "fuerza intimidatoria" de las grandes manifestaciones y el "uso de los Mossos como cuerpo policial armado".

El turismo nacional invirtió 150 millones para viajar a Gran Canaria

  Los más de 600.000 turistas nacionales que viajaron a Gran Canaria en 2019 invirtieron 150 millones de euros para trasladarse a la isla y disfrutar de su montaña y de su playa, de la oferta gastronómica, su turismo activo, deporte al aire libre y sus pueblos, aparte de su magnífica urbe, única en Canarias