En relación con la polémica que se ha planteado sobre la supuesta diferente dificultad de las pruebas de la EBAU en las Comunidades Autónomas, el Vicerrector de Estudiantes y Deportes de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Antonio Ramos Gordillo, ha aclarado que se trata de una polémica gratuita que menosprecia al alumnado y al profesorado de Canarias, y que además es incompatible con la orden ministerial que se cumple obligatoriamente en todo el estado sin diferencias.

El Vicerrector añadió que no es válido hacer comparaciones entre los datos del Informe Pisa y de la EBAU, ya que esta última evalua a alumnos que han superado el Bachillerato, mientras que el informe Pisa hace referencia a los jóvenes de 15-16 años, independientemente del nivel de estudios que posean, y no mide conocimientos sino capacidades.

Antonio Ramos sale al paso para defender "el conocimiento y las aptitudes de nuestro profesorado, que realizan el trabajo que les corresponde: los estudiantes estudiando y los profesores trasladando el conocimiento. Me parece que hablar de ciudadanos de primera y de segunda, con mentiras, que por mucho que se repitan no son verdad, es un flaco favor que nos pueden hacer. Somos ciudadanos de primera, con nuestros estudiantes y nuestro profesorado que se implican en la educación de la gente joven para llegar a un futuro mejor".