La consejera, junto al viceconsejero y el director del Festival de Música de Canarias

El Festival Internacional de Música de Canarias celebrará su 36ª edición del 9 de enero al 9 de febrero de 2020, con un total de 49 conciertos. La Philharmonia de Londres será la formación que abra una programación que clausurará la Orquesta de París. El plantel de grandes orquestas lo integran también la Sinfónica de Tenerife, la Filarmónica de Gran Canaria, la Sinfónica de la Radio de Frankfurt, la Sinfónica Nacional Danesa y la Mahler Chamber Orchestra. A ellas se suman relevantes formaciones de cámara: Dúo Cassadó, Camerata de la Royal Concertebouw de Ámsterdam, Cuarteto Ornati, Coro Ainur, Sinfónica de Las Palmas y Orquesta de Cámara Rusa de San Petersburgo.

Junto a ellas, destacados directores y solistas del panorama internacional: veteranos maestros como Eschenbach e Inbal junto a otros de generaciones posteriores como Andrés Orozco-Estrada, Antonio Méndez, Santtu-Matias Rouvali, Juanjo Mena y Lucas Macías. Una nómina en la que destaca Mitsuko Uchida, en su doble faceta de directora y solista (piano), además de Arcadi Volodos (piano) Pinchas Zukerman (violín), Amanda Forsyth (chelo), Fumiaki Miura (violín), Jean G. Queyrás (chelo), Mark Simpson (clarinete) y Daniel Lozakovich (violín).

Del total de conciertos, trece se celebrarán en cada una de las islas capitalinas, mientras que Fuerteventura, Lanzarote y La Palma acogerán cinco conciertos, en La Gomera tendrán lugar cuatro, en El Hierro tres y en La Graciosa uno.

La consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, María José Guerra, ha presentado hoy, lunes 16, los detalles de la programación de esta nueva edición, acompañada del viceconsejero de Cultura, Juan Márquez, y del director del Festival, Jorge Perdigón.

“Estamos verdaderamente ilusionados y comprometidos por seguir la larga historia de este festival. Un gran evento que sin duda siempre debe ser un motivo de alegría para toda la comunidad canaria”, manifestó la consejera, que hizo hincapié también en el objetivo del FIMC “de intensificar las dinámicas formativas y de creación públicos”. Guerra concluyo su intervención recordando las palabras del filósofo Friedrich Nietzsche: “Sin música la vida sería un error”.