Resultado de imagen de Pedro Sánchez da orden de acoger al barco 'Aquarius' en Valencia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado instrucciones para que España "cumpla con los compromisos internacionales en materia de crisis humanitarias" y acoja al barco Aquarius, en el que se encuentran 629 migrantes abandonados a su suerte en el Mediterráneo después de que Italia, que "dice 'no' al tráfico de seres humanos" y Malta les negaran el permiso para desembarcar el domingo.

El Gobierno ha informado en un comunicado de la decisión del jefe del Ejecutivo y ha adelantado que el destino del buque será el puerto de Valencia, previa coordinación con la Generalitat valenciana.

Precisamente el Ayuntamiento de Valencia, junto con el de Barcelona, habían ofrecido su puerto para poder desembarcar a los migrantes. "Valencia no deja a nadie a la deriva", ha celebrado la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, tras conocer la decisión de Sánchez. Por su parte, la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), ha declarado que la decisión del Gobierno de España "demuestra liderazgo moral y legal" del país, "algo que escasea estos en el día en el mundo", según ha declarado su portavoz, Leonard Doyle, a Efe.

Entre los migrantes a bordo del barco hay niños y mujeres embarazadas, que han pasado la noche varados entre Italia y Malta, según informa la periodista de RNE Sara Alonso, que se encuentra a bordo del buque.

La noticia ha sido celebrada por el ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, un día después de cerrar los puertos italianos al rescate humanitario.