El Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha aprobado hoy la Tarifa Única del Taxi, iniciativa de la que se beneficiarán más de 31.000 habitantes de las zonas periféricas del municipio que podrán trasladarse de sus barrios al centro de la ciudad con la tarifa urbana y no con la interurbana, más costosa, como sucede en la actualidad.

Esta nueva Tarifa Única para todo el municipio entrará en vigor a partir de este verano y de la misma se beneficiará cerca del 10% de la población de la capital, la que vive en los barrios más alejados del centro, que pagarán la misma tarifa que el resto de residentes por usar este transporte público.

Esta medida calificada por el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, como “histórica”, ha contado con el apoyo, explicitado durante la celebración del Pleno, de la mayoría del colectivo de taxistas de la ciudad, representados por el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (ATAT), Francisco Reyes. También contó la propuesta del Gobierno municipal con el respaldo de los vecinos de los barrios directamente beneficiados por esta Tarifa Única, en nombre de los cuales habló Miguel Almeida de la Federación de Asociaciones de Vecinos Las Medianías.

Reyes defendió la actualización de tarifas aprobada hoy ya que la misma se sustenta sobre un estudio económico que evidencia que las actuales tarifas del taxi en el municipio son deficitarias. “Ese estudio dice que habría que aumentar las tarifas un 28% para acabar con ese déficit, pero la propuesta aprobada aquí habla sólo de un 13%, por lo que es totalmente razonable”, aseveró el representante de los taxistas, “además, con esta actualización de tarifas, que consideramos muy razonable, no sólo se podrán mejorar nuestras condiciones de vida, que parece que a veces no se nos tiene en cuenta, sino que se amplía la tarifa urbana a todo el municipio consiguiendo abaratar las tarifas a esos 31.000 vecinos que viven lejos del centro, consiguiendo que esos barrios tengan mejores accesos y que más clientes usen nuestro servicio”.

Por su parte, Miguel Almeida añadió, desde el punto de vista vecinal, que esta Tarifa Única acaba con décadas de discriminación. “Somos 31.000 personas las que vamos a dejar de ser consideradas vecinos y vecinas de segunda por no vivir en la zona baja de la ciudad, las que no van a ser castigadas más con un transporte más caro o unos servicios públicos menos frecuentes”, aseguró.

El concejal Ramírez explicó durante el Pleno que la puesta en marcha de la Tarifa Única conllevará una actualización de la tarifa urbana del taxi que rondará el 13,3%. “Damos cumplimiento de esta forma a una vieja reivindicación de los vecinos de estos barrios en los que viven más de 31.000 habitantes que llevan años reclamando un trato igualitario y con esta medida por fin van a poder usar el servicio de taxi en las mismas condiciones que el resto de residentes que viven más cerca del centro”.