Resultado de imagen de Augusto Hidalgo,

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha reclamado que el Gobierno del archipiélago "dote a los cabildos y a los ayuntamientos para fiscalizar y detectar a aquellos que están fuera de la ley" en el sector del alquiler vacacional, tras encomendarles el control de la actividad.

"Yo creo que hay que poner unas normas y garantizar que se cumplan y para eso hay que poner elementos de inspección, pero los tiene que pagar la administración que legisla, que es el Gobierno de Canarias, o darnos a nosotros los recursos para que lo hagamos", ha afirmado el socialista Augusto Hidalgo respecto a dicha encomienda, prevista en un nuevo borrador de decreto regulador del alquiler vacacional presentado ayer por el Ejecutivo, que gestiona CC.

El primer edil ha subrayado que los medios destinados a garantizar esa labor fiscalizadora que reclama de forma efectiva son necesarios porque, de acuerdo a sus noticias, "hay 14 inspectores turísticos de la Comunidad Autónoma, a nivel de Canarias".

Lo cual "es una verdadera ridiculez para la inmensidad del problema del que estamos hablando", ha sentenciado.

Insistiendo en que hay que actuar y, en especial, "para fiscalizar y detectar aquellos que están fuera de la ley, que son, por lo que dicen todos los datos, la mayoría abrumadora".

Puesto que "estamos hablando de dinero negro, de una atención deficiente a turistas en la ciudad y, además, de problemas de convivencia con los vecinos y residentes actuales", ha argumentado.