siticleta

José Eduardo Ramírez, junto con el asesor de movilidad, Heriberto Dávila, y responsables de Sagulpa, presentaron esta mañana las nuevas bicicletas eléctricas que se incorporan al sistema de préstamo público, la e-Sítycleta.

El nuevo recurso se diferencia de un solo vistazo de las bicicletas convencionales porque son de color verde, en lugar del amarillo de la Sítycleta. Son 20 unidades que tendrán sus estaciones en el parque del Canódromo y en la Avenida Marítima, frente a las oficinas de Sagulpa, donde podrán ser recargadas en puntos con toma de corriente. La smartbike sigue siendo el mismo modelo que la no eléctrica, y su principal diferencia es que cuenta con un motor antivibración marca Brose con una potencia de 250W, resistente y duradero. La batería que le proporciona energía va insertada en el marco de la bicicleta e incluye una pantalla informativa con el nivel de carga. La autonomía de esta batería es de entre 60 y 120 km.

Tal y como apuntó el concejal durante la presentación, “con estas bicicletas eléctricas estamos convencidos de que vamos a contribuir a una mejora importantísima en la conexión entre la ciudad alta y la ciudad baja. Una de las demandas de los usuarios de las bicis es que con una orografía como la de Las Palmas de Gran Canaria, con unas subidas que hacen difícil llegar a puntos de la zona alta, existiera una alternativa cómoda y eficiente para hacer esos trayectos”. Con la e-Sítycleta, aseguró Ramírez, “inauguramos una etapa ilusionante donde empezamos a ver los frutos del esfuerzo que se ha hecho desde el área de Movilidad para conseguir conectar mejor a todos los barrios, aportando soluciones a problemas del día a día y poniendo al servicio de los vecinos los recursos e infraestructuras necesarias para que ganen en calidad de vida”.