El Cabildo de Gran Canaria construirá 2 muros de contención en la carretera que une Valsequillo con la Higuera Canaria en Telde (GC-810), en 2 tramos distintos que el Cabildo se ha visto obligado a estrechar por razones de seguridad debido al mal estado que presentan tanto los muros actuales como el firme de la vía, informa el consejero de Obras Públicas e Infraestructuras, Ángel Víctor Torres.

“La actuación es muy necesaria para garantizar la seguridad de una vía muy transitada por los vecinos con una media de 9.000 vehículos diarios y muy dañada debido al agua de las lluvias”, subrayó el también vicepresidente primero.

El Cabildo ha iniciado ya la tramitación del expediente de licitación de uno de los muros, en las inmediaciones de San Roque en el municipio de Telde, con un presupuesto de 130.000 euros y un plazo de ejecución aproximado de 3 meses.

La obra incluye la demolición del muro existente, la construcción de un nuevo muro de mampostería de 36 metros de 36 metros de longitud, la instalación del nuevo sistema de contención, la reposición de firme y el refuerzo del tramo, y la instalación de la señalización vertical, horizontal y balizamiento definitivos.

El segundo muro, en el municipio de Valsequillo y pendiente de aprobación del proyecto técnico para iniciar los trámites de expropiación necesarios, tendrá una longitud de 50 metros por 4 metros de alto.

Las obras, que en este caso si precisan del cierre de la vía, consisten en la demolición de los muros actuales y del pavimento, la construcción del nuevo muro de mampostería, la pavimentación de la calzada, la colocación de la barrera metálica y la señalización horizontal, vertical y balizamiento.