Resultado de imagen de Pablo Rodríguez celebra que Gran Canaria también vaya a contar con el Bono Residente Canario

El vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, muestra su satisfacción por que el Cabildo de Gran Canaria "no se quede atrás" y también ponga en marcha el Bono Residente Canario, impulsado por el Gobierno de Canarias,para facilitar la movilidad terrestre en la Isla.

Pablo Rodríguez señala que: "El Bono Residente Canario permitirá a los viajeros residentes en Gran Canaria poder utilizar la guagua de forma ilimitada en toda la Isla con un precio cerrado, independientemente de la edad y la isla de residencia". Al mismo tiempo, recalcó que: "Su puesta en marcha demuestra que la iniciativa impulsada por el Ejecutivo es positiva y necesaria para la Isla".

El vicepresidente recordó que el Bono de Residente Canario es una de las apuestas más importantes que se ha hecho por el transporte terrestre en el Archipiélago, con una partida de 30 millones de euros anuales que se repartirán entre los siete cabildos, y que se sumarán al montante que el Ejecutivo ya transfiere a las instituciones insulares en concepto de subvención al transporte terrestre de pasajeros.

"Es el momento de abordar el transporte público terrestre, después de haber conseguido importantes avances en materia de transporte aéreo y marítimo, con el descuento del 75% en los vuelos interinsulares y entre Canarias y la Península", apuntó.

El Bono de Residente Canario es un nuevo instrumento que tiene como objetivo, además de disminuir el precio para los residentes, fomentar el uso del transporte público terrestre entre los residentes en las Islas, favorecer el cambio del vehículo privado por el vehículo público, reducir las emisiones de CO2 y potenciar un modelo de movilidad sostenible para el Archipiélago. Así, esta nueva medida del Bono de Residente Canario forma parte de la estrategia integral diseñada por el Gobierno de Canarias para lograr una movilidad más efectiva y sostenible primando la implementación del uso de tecnologías disponibles que permitan la reducción del consumo energético y la emisión de gases contaminantes que disminuyan el impacto ambiental y ecológico en el sector del transporte por carretera.