Bodegas Tunte ha obtenido tres meritorios galardones en el Concurso Mundial de Vinos Extremos celebrado en Italia, con dos Medallas de Oro para los vinos Oro Blanco y Valara y una de Plata para Berode, explicó el consejero de Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Hidalgo. 

Este concurso enológico está reservado a los vinos producidos en regiones de montaña o procedentes de los denominados cultivos heroicos, es decir, aquellos que se realizan en terrazas o terrenos con más del 30 por ciento de declive, altitud superior a 500 metros o en pequeñas islas.

Los vinos de Gran Canaria entran, por tanto, en las exigencias de este certamen que tiene como objetivo premiar las dificultades estructurales a las que se enfrentan los viticultores para producir el vino y destacar las características únicas de estos productos. 

El sector vitivinícola grancanario vive un momento próspero debido al esfuerzo de los últimos años y al aumento de la cosecha del año pasado en 160.000 kilos. Una bonanza que se ve reflejada también en la obtención de destacados premios para sus vinos en los certámenes internacionales gracias a su calidad y a la particularidad que le da el clima, sus variedades y la tierra volcánica.

Cuatro medallas en julio 

Con estos tres nuevos premios, Bodegas Tunte suma cuatro medallas este mes después de haber obtenido para Valara otro galardón de Plata en el Concurso Anual de Vinos Muscats du Monde de Francia. 

Y este año en particular ha estado cargado de reconocimientos, con excelentes resultados para sus tres vinos que han obtenido melladas en el Concurso International Wine Challenge, Concurso Mundial de Bruselas, Concurso Internacional de Lyon, Premios Bacchus, Vinos y Mujer, Alhóndiga, Agrocanarias y la Cata Insular de Gran Canaria. La empresa atesora así 29 distinciones a sus vinos tras el proceso de innovación que comenzó en 2015.