A raíz de los últimos acontecimientos, donde dos nuevos accidentes laborales graves han sucedido en la empresa aguas de Teror en escasos ocho días en el mes de Abril, Nueva Canarias en Teror, exigirá al ejecutivo municipal, medidas efectivas para aminorar la siniestralidad laboral en Aguas de Teror, entre otras que se lleve a cabo de parte, una comisión de investigación para esclarecer los hechos que acaecieron en el accidente con resultado de muerte hace año y medio y los dos últimos accidentes graves de la empresa municipal Aguas de Teror en el último mes de abril del corriente.

Desde Nueva Canarias en Teror, sabemos que siete de cada diez accidentes mortales producidos en centros de trabajo se podrían haber evitado de haberse cumplido la normativa de prevención de riesgos laborales. Por ello solicitamos un incremento de los medios de la Inspección de Trabajo que permita hacer una vigilancia de las condiciones laborales.

Hasta el momento el ejecutivo se ha negado a clarificar cualquier asunto que tenga que ver con el desgraciado accidente con resultado de muerte hace ya año y medio en Aguas de Teror, donde lamentablemente un trabajador perdió la vida en la empresa municipal.

Los munícipes tanto del PP como del PSe, han tratado por todos los medios de silenciar las voces de aquellos que pedíamos explicaciones al gobierno municipal, callar y silenciar sin dejar hablar en los plenos al respecto, no dar cuenta de lo que sucede en Aguas de Teror, ni de los accidentes ocurridos, mientras el ejecutivo presume de ir a misas y procesiones, callan y silencian de manera torticera el accidente grave ocurrido un día antes en Aguas de Teror en el mes de abril.

La prevención de la siniestralidad laboral persigue minimizar los accidentes laborales minimizando el impacto si estos llegasen a darse, sin embargo, en Aguas de Teror nada ha cambiado al respecto, el plan de seguridad no se ha revisado y puesto entredicho, averiguando que es lo que falló para que no volviese a ocurrir.

El incremento de la producción ha sido una constante siempre, sin embargo, la precariedad laboral y la siniestralidad también han aumentado, sin que haya medidas correctoras, tal es el caso, que con mayor producción hay menos trabajadores e incluso turnos bajo mínimos que incrementan las posibilidades de siniestralidad, trabajadores doblando turno para tener un salario más digno e incluso turnos con escaso personal. Hay más máquinas que hacen el trabajo humano, si desde luego, afirma la dirigente nacionalista de NC en Teror, pero menos personal que atiende esas máquinas.