Resultado de imagen de "Operación Botavara"

La Audiencia de Las Palmas ha decidido aplazar al 4 de junio el juicio contra la banda de narcotraficantes desarticulada en Fuerteventura en la "operación Botavara", tras comprobar que en la vista que debía arrancar este lunes faltaban un letrado y un procesado.

En este procedimiento, se juzga a trece personas acusadas de formar parte de una banda de narcotraficantes que presuntamente estaba liderada por cinco guardias civiles, para los que el fiscal solicita penas de hasta 31 años y medio de cárcel.

El tribunal, presidido por la magistrada Pilar Parejo, ha impuesto "por mala fe procesal" una sanción de 3.000 euros al letrado ausente, Fernando Elejabeitia, quien comunicó este mismo lunes que no podía acudir al juicio por encontrarse enfermo.

En el caso del acusado Miguel Ángel G.C., la sala le ha exigido que comparezca a dar una explicación, ya que su abogada ha indicado que se ha producido un malentendido con su citación.

Lo ocurrido al inicio del juicio ha obligado al tribunal a posponer las 14 sesiones que deberían celebrarse este mes de mayo, de forma que la vista oral comenzará ahora el 4 de junio, con una jornada dedicada a estudiar las cuestiones previas planteadas por la acusación y las defensas.

La magistrada presidente ha advertido de que "no consentirá estratagemas" y ha remarcado que confía en la "buena fe procesal de todos" para que la vista se pueda desarrollar a partir de junio.

Así mismo, Parejo ha comunicado que los acusados declararán al final del juicio, ya que primero se escuchará a los testigos y se reproducirán en la sala las grabaciones de las conversaciones telefónicas intervenidas en esta operación.