Ampliar Imagen

El patrimonialista lanzaroteño Juan Manuel Hernández Auta y Juan Manuel Hernández Perdomo interpretarán las peculiaridades de este singular paisaje insular a lo largo de un recorrido práctico que se celebrará este próximo sábado, 9 de junio

El jable en Lanzarote es mucho más que arena. Derivada del francés sable, con esta palabra se define una forma de vida alrededor de los materiales erosionados que corren transportadas por los alisios para formar una franja natural que cruza la isla de norte a sur, desde la playa de Famara hasta las inmediaciones de La Concha-Playa Honda y Matagorda. Más allá de sus peculiaridades geológicas, incluso, en el Jable existían normas y principios que regulaban las relaciones entre el territorio y sus habitantes. Formas de convivencia y trabajo que se mantienen vigentes por los hombres y mujeres que hoy se dedican a custodiar uno de los mejores secretos que esconde el paisaje de esta isla.

El patrimonialista lanzaroteño Juan Manuel Hernández Auta, acompañado por Juan Manuel Hernández Perdomo, desvelará muchos de los secretos alrededor de la cultura del Jable en el sendero organizado por Geoparque Lanzarote y Archipiélago Chinijo que se celebrará este próximo sábado, 9 de junio, a partir de las 08.30 horas. Épocas para la plantación de las especies vegetales, turnos, propiedades de la arena y del subsuelo, flora, aves, fauna terrestre y pueblos aborígenes sepultados dan contenido a una actividad que explora un nuevo mundo alrededor de las especiales propiedades de esta arena para una agricultura de secano conocida desde hace décadas por ser productora de sandías, melones, batatas, calabazas y distintas variedades de grano de gran calidad.

La participación en la citada actividad está abierta al público y es gratuita, si bien se ha habilitado un número limitado de plazas que se concederán respetando el orden de inscripción.