La Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda, a través de la Dirección General de Trabajo ha publicado la convocatoria de las subvenciones para el desarrollo de proyectos de investigación e innovación en materia de riesgos laborales, que cuenta con un presupuesto total de 180.000 euros. El objetivo es contribuir a mejorar la seguridad y salud en el trabajo y reducir los accidentes laborales y enfermedades profesionales.

Podrán solicitar estas subvenciones las personas físicas y jurídicas que residan en Canarias. El porcentaje máximo subvencionable es del 100% del proyecto hasta alcanzar una cantidad máxima de 20.000 euros por proyecto.

El plazo de presentación de solicitudes es de 15 días hábiles a partir de este martes, según se recoge en la orden de la convocatoria publicada en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) del lunes 23 de abril.

El director general de Trabajo, José Miguel González considera que “estas ayudas son fundamentales para implantar y consolidar una cultura preventiva en el tejido empresarial canario que permita reducir los riesgos laborales y, con ello, el número de accidentes y enfermedades relacionadas con el trabajo”.

Se pueden acoger a esta subvención aquellos proyectos referentes a la protección, dispositivos, procedimientos y equipos de trabajo para la seguridad de los trabajadores; prevención de trastornos musculoesqueléticos de origen laboral; desarrollo de metodologías de evaluación de riesgos ergonómicos o estudios para la sustitución de agentes químicos peligrosos en el ámbito laboral.

También se podrán subvencionar aquellos proyectos que valoren el impacto que tienen la radiación solar en la salud de los trabajadores y la prevención de riesgos laborales bajo la perspectiva de la discapacidad física o psíquicas, entre otros.

José Miguel González asegura que “estas áreas de actuación están contempladas en el Plan de Actuación del Instituto Canario de Seguridad Laboral, ICASEL, para 2017-2018 con el que se pretende la mejora continua de las condiciones de seguridad y salud en el trabajo, la reducción de la siniestralidad laboral y la continuidad en el avance de la implantación de la cultura preventiva”.