Imagen alegórica de las pensiones:dos ancianos sentados sobre una pila de monedas

El jefe de la unidad de pensiones privadas de la División de Asuntos Financieros de la OCDE, Pablo Antolín, ha afirmado este lunes que cualquier reforma sobre pensiones que se aborde en España debe ser “una reforma integral” y ha advertido que, “cuanto antes se empiece a hablar, mejor”.

Así lo ha señalado Antolín en declaraciones a los periodistas, antes de participar en la presentación en Madrid del estudio de la OCDE "Pensions at a Glance 2017: How does Spain compare?" ,un informe que publicó ya el pasado 5 de diciembre y en el que considera que el sistema de pensiones español es uno de los más generosos de la OCDE.

Opina que el sistema público y el privado deben diseñarse conjuntamente

Antolín ha indicado que, para abordar cualquier reforma en el sistema de pensiones, se debe medir tanto el sistema público de reparto como el sistema de capitalización vigente en los fondos privados.

“Los mensajes de la OCDE es que los dos [sistemas] son importantes y los dos deben complementarse y hay que diseñarlos conjuntamente”, ha puntualizado.

Según Antolín, el peso que deba tener cada uno de estos sistemas “es una elección política de cada país”, pero el factor común en casi todos los países miembros de la OCDE es que cuentan con ambos sistemas.

Preguntado sobre los planes de pensiones privados en España, Antolín ha señalado que, a la vista de los números, no existe esa tendencia a tener un plan privado para complementar la pensión pública.

En cualquier caso, el especialista de la OCDE ha avisado que la reforma de pensiones en España se está retrasando en comparación con otros países del entorno y éste es un asunto que “lleva tiempo” abordar. Como ejemplo citó Suecia, donde se necesitaron unos seis años para reformar el modelo, por lo que ha advertido que, “cuanto antes se empiece a hablar, mejor”.