El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, junto a la diputada canaria Ana Oramas El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha reconocido "errores" del organismo regulador por no haber pinchado la burbuja inmobiliaria al pensar que se corregiría de forma "suave" y por no haber sabido anticipar la recesión "tan intensa" que sufriría el país a partir de finales de 2008 y sobre todo la segunda recesión y el "fuerte impacto" que esta tuvo sobre muchas entidades de crédito a partir de 2011.

Linde ha hecho esta autocrítica, insuficiente para la oposición, durante su intervención en la comisión de investigación de la crisis financiera de España, que ha arrancado este miércoles en el Congreso de los Diputados. En ella ha explicado el informe que acaba de realizar sobre este asunto el Banco de España, que da por perdidos más de 60.600 millones de euros de dinero público del rescate bancario.

"Se hicieron cosas mal, equivocadas y hubo juicios erróneos", ha señalado Linde, aunque ha puntualizado que él "no estaba allí" y no es "justo decir que todo fueron fracasos y fallos"