El Club de Baloncesto Gran Canaria y el Club de Baloncesto Agüimes firmaron este miércoles un convenio que no solo salva la temporada del equipo del sureste, que ha logrado ascender a la Liga EBA, sino que permitirá al insular afrontar el reto de acoger canteranos e incrementar su papel de paraguas profesional para las jóvenes promesas, por lo que el presidente del Cabildo, Antonio Morales, el alcalde del municipio, Óscar Hernández, y los responsables de los clubes, Enrique Moreno y Víctor Herrera, celebraron esta rúbrica que beneficia a ambas partes.

Antonio Morales recordó que el CB Agüimes nació en 1984 y gracias al entusiasmo de sus componentes pasó de ser un juego a una disciplina deportiva esencial para el mnicipio hasta lograr el difícil reto de ascender a la EBA, mientras que el Gran Canaria ha situado en lo más alto a la isla y a sus deportistas.

El equipo del sureste es en cualquier caso “muy modesto y con el ascenso ha corrido el riesgo de no poder mantenerse”, explicó Morales, quien resaltó la importancia de la faceta formativa que incluye el convenio que permite jugar la Liga.

“Estábamos con un pie fuera, ahora hemos conseguido inscribirnos y nos espera una temporada dura”, exclamó satisfecho Herrera.

El acuerdo se fraguó en apenas cinco minutos, apuntó Moreno, ya que el beneficio es mutuo, se trata de una generación de sinergias que no solo salva al club agüimense, sino que enriquece los escalones intermedios de la cadena deportiva de Gran Canaria.

Además, concluyó, tras su hazaña “el Agüimes merece representar la bandera de Gran Canaria en la Liga EBA”.