Escudo del CB Gran Canaria.

HMK Holdings LP ha anunciado que da por nulo el contrato de patrocinio que firmó con el Herbalife Gran Canaria el pasado 29 de abril, pero también asegura que sigue interesado en entrar en el capital del club, si el Cabildo que salga de las elecciones del día 26 lo cree "conveniente".

En un comunicado, el responsable de este fondo de inversión estadounidense, Arthur J. Lewis, se desmarca del acuerdo por el que se comprometió a aportar 500.000 euros de patrocino al "Granca" por lo que queda de temporada, un pago que "deja sin efecto", precisa.

Como explicación, Lewis alude "a los hechos acontecidos en los últimos días" y al "perjuicio reputacional" que considera que su empresa ha sufrido como consecuencia de ellos, en referencia a la polémica abierta respecto a la operación y a la gestión de la Fundación Canaria del Deporte, la entidad del Cabildo de Gran Canaria propietaria del 100 % del capital del club.

HMK se había comprometido a desembolsar 500.000 euros el Gran Canaria como patrocinio para esta temporada -cifra que le convertía de golpe en el segundo mecenas privado del club, tras la firma Herbalife- y a aportar otros 500.000 la próxima campaña siempre que el Cabildo pusiera en marcha en el plazo de seis meses una operación de venta de acciones del equipo, de al menos el 51 % de su capital.

La mayoría de los partidos representados en el Cabildo de Gran Canaria ha expresado en los últimos meses su apoyo a que el club se abra a inversores privados, para que el presupuesto público que recibe (3,2 millones de euros al año, más otros 600.000 euros de patrocinio esta temporada por la promoción de la isla en la Euroliga) se pueda destinar a políticas de deporte base.

Sin embargo, los detalles de la operación con HMK y supuestas irregularidades publicadas por el diario "La Provincia" en la gestión de la Fundación Canaria del Deporte han desatado todo tipo de críticas de la oposición al equipo de gobierno del Cabildo, encabezado por Antonio Morales (NC) y Ángel Víctor Torres (PSOE).

Según el diario, la fundación titular del club lleva sin presentar sus cuentas desde 2010 y no renueva su patronato desde 2015, lo que provoca que, en este momento, ni Antonio Morales, presidente del Cabildo, ni Ángel Víctor Torres, vicepresidente y consejero de Deportes, figuren en el registro como patronos de la entidad que ha de poner en marcha la venta de acciones.