La UD Las Palmas ganó al Córdoba 1-0. Un triunfo que sabe a permanencia.

Y todo comenzó un un susto, pues con apenas un minuto de juego el jugador del Córdoba, Andrés Martín, estrelló una pelota en el palo izquierdo de la portería de Josep. Debutó otro canterano, Jesús Fortes, debido a la baja por enfermedad de Álvaro Lemos.

Javi Castellano fue el elegido por Pepe Mel para suplir en el doble pivote al sancionado David Timor.

Las Palmas pudo anotar en el minuto 13, pero de tiro de Araujo se estrelló en el cuerpo del portero andaluz Marcos. Volvía al Córdoba al Estadio Gran Canaria tras su ascenso a Primera División en el famoso 22 de de junio de 2014, partido aquel recordado por todo lo sucedido en los minutos finales (invasión de público y gol en el tiempo de alarge de los verdiblancos).

A los 20 minutos Danny Blum marcaba su primer gol con la camiseta amarilla. Tras un córner de Cedrés, el medio alemán atinó a meter su pierna izquierda para batir al portero andaluz. En otro arreón de los amarillos, Rubén Castro se topó con el palo después de enviar el balón por encima del meta visitante. Las Palmas empezaba a dominar el partido y el Córdoba estaba a un paso de confirmar su descenso a la categoría de bronce del fútbol español.

Piovaccari tuvo una buen oportunidad para el Córdoda, aunque Las Palmas en los minutos finales del primer tiempo tuvo opciones de irse al desdanso con un mejor resultado a su favor que el exiguo uno a cero.

En la segunda, a Las Palmas le costó cerrar el partido. El Córdoba se resistía a perder y pocos espacios dejaba para la sorpresa. Mel oxigenó el ataca con varios cambios, pero las oportunidades no llegaban. El partido para los grancanarios era tranquillo, porque el rival tampoco fue muy exigente. Al final, el gol de Blum sirvió para ganar otro partido en casa que sirve para afrontar con más tranquilidad el tramo definitivo de la temporada (cuatro jornadas).