Entrenamiento del Real Madrid

El entrenador galo ha sufrido este miércoles el contratiempo de la lesión de Carvajal durante el partido ante el Bayern, cuya baja se suma a la de Isco Alarcón, pero prefiere no forzar con Nacho.

"Nacho no ha recaído de nada, su progresión es normal y lo que está haciendo, lo hace bien. Es verdad que tras un mes no ha entrenado con el equipo y hay que tenerlo en cuenta, pero día a día está mejor. No queremos arriesgar para nada y lo más importante para nosotros es recuperarlo para el grupo, que entrene con normalidad para luego entrar en la dinámica del equipo para los partidos", aseguró en rueda de prensa.

Zidane valoró las bajas de Carvajal e Isco Alarcón ante el Bayern y extendió el mensaje de no forzar a ningún jugador. "Perder a dos jugadores siempre es difícil pero al mismo tiempo no podemos hacer nada, es lo que hay. Vamos a ver ahora día a día como se recuperan".

"Como siempre estoy seguro de no arriesgar en nada con Isco, con Nacho, con Carvajal ni con nadie. Si el jugador no está al cien por cien no estará con el grupo y difícilmente van a jugar".

No se puede hablar del Madrid de Zidane

Zidane piensa que pese a ser el único técnico que ha conquistado dos Ligas de Campeones consecutivas para el Real Madrid, es pronto para poder marcar una época en el club y aseguro que aún no se puede hablar "del Real Madrid de Zidane".

"Son dos años y medio los que llevo aquí. No podemos hablar del Real Madrid de Zidane, hay entrenadores que han estado mucho tiempo y han hecho muchas cosas. Aunque esté a gusto y me gusta lo que estamos haciendo para decir eso vamos a esperar un poco. Es el tiempo el que hace las cosas. No lo estamos haciendo mal pero tengo que seguir", manifestó.

En la cabeza del técnico francés está "seguir" en su puesto pero cree que manda "el día a día" y solo piensa en lo que resta de temporada. "Nos queda un mes de competición, cinco partidos de Liga y ojalá que dos más de Champions. Me preocupa hacerlo bien y terminar bien la temporada".

Nuevo papel de Bale y Benzema

Sus últimas decisiones han cambiado el papel de Gareth Bale y Karim Benzema, que pasaron de ser indiscutibles a habituales suplentes. Zidane les pidió un esfuerzo hasta el final del curso.

"Los necesitamos y voy a hacer todo lo posible para que se sientan importantes y que lo que se diga fuera no les pueda afectar. En el fútbol todos los jugadores quieren jugar pero no es posible, lo importante es que el mensaje para Gareth y Karim, como para todos, es que estemos conectados. Queda un mes y hay que hacerlo de puta madre todos", dijo.

Para Zidane aunque el Real Madrid ya no se juegue nada en Liga, es importante acabar segundos. "El objetivo es el mismo que últimamente queremos alcanzar, sumar para recuperar el segundo puesto. Tenemos cinco partidos y lo queremos hacer lo mejor posible para acabar lo más alto posible".

"Nosotros únicamente podeos ganar la Champions y lo vamos a dar todo, pero queremos acabar bien la Liga, que parece una tontería pero no lo es. Hay que acabar lo más alto posible y el martes interesa mucho un partido para pasar a la final", añadió.

Por eso señaló que tienen que "intentar hacer un buen partido desde la intensidad" contra el Leganés, antes de medirse al Bayern de Múnich en la vuelta de semifinales de la Liga de Campeones. "Ellos tiene sus cosas y las hacen bien. Tenemos que controlarlo y jugar nuestro fútbol".

De cara a la próxima temporada y los cambios que se realizarán en la plantilla, Zizou descartó que vayan a ser muchos. "Nunca el Real Madrid ha tenido revoluciones para cambiar todo de repente, las cosas se hacen con cabeza y tranquilidad. Ahora lo que nos interesa es acabar bien la temporada".