Resultado de imagen de policia nacional

La Policía ha detenido en Lanzarote a cuatro ciudadanos rumanos acusados de formar parte de un grupo itinerante de ladrones con historial delictivo en las principales zonas turísticas de España, tras recibir una denuncia de una mujer de su propia nacionalidad, a la que tuvieron retenida.

Los arrestados son dos hombres y dos mujeres de entre 30 y 33 años de edad, a los que ahora se imputan cargos de detención ilegal, coacciones, amenazas y hurto, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Canarias, en un comunicado.

Su presencia en Lanzarote fue puesta al descubierto por una mujer rumana a la que contrataron en su país para que se desplazase a la isla a cuidar a los hijos del grupo.

La mujer ha denunciado que, desde que llegó a Canarias, ha sufrido constantes amenazas y coacciones y ha estado varios días retenida contra su voluntad en una vivienda de Arrecife, de la que logró escapar para pedir ayuda a una patrulla de Policía.

Su testimonio puso en marcha una investigación que ha permitido destapar la presencia en Lanzarote "de un grupo criminal itinerante de origen rumano y que operaba en la isla, donde contaban con un piso franco en Arrecife y varios coches de alquiler".

En la operación, se han registrado dos domicilios en las localidades de Arrecife y Órzola, donde los agentes se han incautado de numerosos perfumes, bolsos, carteras, teléfonos móviles de gama alta y tabletas informáticas.

La Policía remarca que los cuatro detenidos cuentan "con una extensa carrera criminal itinerante en España, que comenzó en el año 2004 en Palma de Mallorca y que se extiende por numerosas zonas turísticas de la geografía nacional, desde la Costa Brava hasta las Islas Canarias".

"Todos ellos han sido detenidos repetidamente por miembros de la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra", añade