Resultado de imagen de Avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria

Uno de los dos carriles de la Avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria que se cerraron al tráfico ayer en la entrada sur de la ciudad al detectar un socavón bajo el asfalto ha sido reabierto tras asegurar su firme con trabajos desarrollados de noche, ha anunciado el Cabildo Insular.

Solo uno de los tres carriles de dicha carretera permanece, por tanto, cerrado a la circulación , en tanto que los otros dos están operativos, destaca la corporación en un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter.

Daños provocados por el temporal de la semana pasada y que llevaron a inhabilitar uno de los carriles de la autovía y el tramo paralelo de la Avenida Marítima a la altura del hospital Insular permitieron descubrir que el riesgo derivado del deterioro de la vía era mayor de lo que se esperaba cuando se inspeccionó su estado, según explicó en su momento el Cabildo.

Ya que sus técnicos "comprobaron que el hueco que ha quedado bajo la vía como consecuencia del oleaje traspasa el paseo y el primer carril y llega hasta el segundo carril", refería en un comunicado.

Su mensaje anuncia, no obstante, que trabajos efectuados a lo largo de la noche por el personal de su servicio de Carreteras han hecho posible habilitar dos de los tres carriles en la zona afectada, dejando solo inoperativo el derecho, el más próximo al litoral.

El Cabildo había recomendado, pese a todo, que quienes suelen transitar por la Avenida Marítima habitualmente "en las horas de mayor afluencia de tráfico adelanten su salida ante las previsibles retenciones de esta vía", así como que, "en la medida de lo posible, utilicen la circunvalación (GC-3) como entrada a la ciudad".

Puesto que, al tratarse de una zona que "soporta un importante volumen de tráfico", se esperaban "previsibles retenciones" al quedar fuera de uso parte de la vía, explicaba.