“El Consorcio de Emergencias de Gran Canaria está sufriendo la dejadez y la falta de política del Cabildo insular, es decir, de Nueva Canarias (NC), PSOE y dos consejeros no adscritos”. Así lo ha manifestado este lunes el portavoz insular de Ciudadanos y diputado nacional, Saúl Ramírez, quien ha añadido que “no hay previsión, ni voluntad política para solucionar las carencias de este servicio”.

“Es preocupante la política que se está llevando a cabo desde la corporación insular”, ya que “no solo no resuelve los problemas, sino que los crea o acentúa”.

En este sentido, Ramírez ha recordado que “este fin de semana había parques de bomberos que no tenían las dotaciones mínimas de personal”, y por mucho que “se excusen en que no se han cubierto las plazas por la ley de contención del gasto público”, la realidad es que “hay otras fórmulas como la interinidad para cubrir esos puestos que son vitales para responder a cualquier emergencia que se produzca en la isla”.

“No se ha cubierto la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y tampoco hay gerente para coordinar el servicio”, puesto que el que estaba está ahora en El Hierro y no se ha nombrado un sustituto.

“Si hubiese una crisis en la isla se pondría en valor las carencias que existen en el consorcio”, fruto de “la falta de voluntad política de Nueva Canarias, PSOE y los dos consejeros no adscritos”, ha advertido Ramírez en una entrevista concedida a Cadena Ser Las Palmas.

Y ha señalado que “la gestión del equipo de gobierno insular ha dejado mucho que desear en este mandato”, puesto que “se han dedicado más a confrontar con otras islas”, que “a ejecutar el presupuesto para resolver los problemas de todos los grancanarios”.

A ello, hay que sumar “las diferentes informaciones que se han ido sucediendo y que ponen en duda la gestión”, lo que demuestra que “el gobierno insular ha estado más ocupado en aparentar que en trabajar por todos los ciudadanos”.